martes, 10 de noviembre de 2009

Uno no valora lo que tiene....


Uno no valora lo que tiene hasta que lo ve perdido...

Es de esas frases trilladas que uno escucha una y otra y otra vez,
pero realmente hasta que uno lo vive es cuando
entiende a la perfección esta frase

El domingo la viví y experimenté...
Estaba muy tranquilo en mi asiento, viendo la corrida
en la Monumental Plaza de Toros, y como algunos de ustedes
ya sabrán, soy el ser más antojadizo del mundo...
chicharrones, merengues, cueritos, donas...
se me antojaba de todo, excepto polvorones...
ya estaba hasta la madre del tipo de los polvorones,
me ofreció miles de veces, incluso la "probadita sin compromiso"...
simplemente no tenía antojo de polvorones
unos minutos después, al ver que no tendría éxito con nosotros
el vendedor se fue....
a la media hora, no podía quitarme de la mente los polvorones!
necesitaba desesperadamente un polvoron! aunque fuera
la "probadita sin compromiso"...pero no...jamás regresó...
y fue ahí cuando el fin entendí esa frase tan trillada...
Uno no valora lo que tiene hasta que lo ve perdido...


1 comentarios:

Absolut Valium... dijo...

Y tomela barbon, que sin querer queriendo te conseguí uno de La Artesa...
linda coincidencia entonces

Publicar un comentario